Teletrabajo

ACTUALIDAD

Teletrabajo: ¿ha llegado para quedarse o es una moda pasajera?

Debido a la crisis del Coronavirus y a la necesidad de mantener una distancia social, el teletrabajo ha crecido hasta cotas nunca antes vistas, suponiendo en muchos casos una alternativa a la paralización total o parcial de la actividad empresarial.

Pero lo cierto es que antes de esta complicada situación, e incluso ahora, España está a la zaga respecto a nuestros vecinos europeos en materia de teletrabajo.

Este nuevo boom tiene defensores y críticos. ¿Estamos ante una moda pasajera? ¿O persistirá esta tendencia en la nueva normalidad?

 

El trabajo en tiempos de pandemia 

Inevitablemente nos vemos obligados a hablar de este tema. Y es que la COVID-19, no solo está ocasionando grandes daños humanos y materiales, también nos obliga a repensar el modo en el que vivimos.

Cómo compartimos espacios, cómo planteamos la movilidad, la forma en la que desarrollamos nuestra actividad laboral, etc. El confinamiento ha llevado a muchos españoles a hacer de su salón su nueva oficina.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA), en nuestro país y poco antes de la crisis sanitaria solo un 4.5% de los 20 millones de españoles que trabajan desempeñaba su actividad laboral en modalidad de teletrabajo; hoy, en cambio, son casi diez millones.

Sin embargo, por lo precipitado de la situación, muchas empresas se han visto obligadas a improvisar, mientras que los trabajadores se ven obligados a redoblar sus esfuerzos.

 

La falta de regulación del teletrabajo … y la consiguiente regulación a marchas forzadas 

El teletrabajo, en sí mismo, no es necesariamente beneficioso ni para el trabajador ni para el empresario. Se trata de un concepto repleto de potencialidades pero también de peligros.

Peligros como los detectados por Bloomberg y Forbes, que recogen que muchos trabajadores han pasado de las 8 a las 10 horas de trabajo al acogerse a la modalidad de teletrabajo, o a tener que desempeñar su actividad en horas intempestivas viendo sus horarios y su derecho al descanso vulnerados.

Pese a todo, e incluso teniendo en cuenta las disfunciones generadas por el vacío en materia de legislación y la improvisación, las encuestas dictan que los propios trabajadores consideran rendir más en esta modalidad.

Y las empresas, también en aras de garantizar la seguridad de sus trabajadores, se plantean aumentar estas medidas de trabajo en remoto al menos hasta finales de año.

Tendremos que ver, dada la falta de regulación, en qué se materializa la nueva ley del teletrabajo en España. De momento se ha publicado un anteproyecto de ley que busca garantizar un horario flexible y trasladar a las empresas los gastos en los que pudiera incurrir el trabajador al trabajar de forma remota desde casa.

 

La oportunidad: modernización, flexibilización y digitalización 

Parece claro por lo tanto que las empresas van a tener que invertir si desean adaptarse a esta nueva modalidad.

Partiendo de esta premisa, no tiene sentido dejar pasar esta oportunidad y hacer que ese desembolso, lejos de convertirse en dicha inversión, se convierta en un mero gasto asociado a una coyuntura temporal.

Estamos ante una excelente oportunidad para digitalizar los procesos de las empresas.

La digitalización puede ayudar no solo a asentar el teletrabajo garantizando la seguridad de los trabajadores, sino consiguiendo una empresa más productiva y mejor valorada, tanto por la plantilla como por los propios clientes.

 

Por supuesto, desde ALTERTECNIA sabemos que no siempre es fácil acometer cambios de este calado. Por esa razón queremos incidir en la figura del Asesor 4.0 que puede diseñar una estrategia de éxito, adaptada a tu empresa, para dar este paso.

Entradas Recientes
Instalaciones frigoríficasIngenieros crisis Covid19