eficiencia energética en las empresas

ARTÍCULO

Cómo aumentar la eficiencia energética en las empresas

Cada vez más, los españoles nos convencemos de que la eficiencia energética en las empresas no supone solo una cuestión de vital importancia a nivel medioambiental, sino también en el plano estrictamente económico.

Y es que mientras contribuyes a la salud del planeta racionalizando el uso de la energía, puedes comenzar a desembolsar menos dinero en tu factura eléctrica, lo que a su vez redunda en un modelo de negocio más competitivo.

Sin embargo, aunque a nivel teórico esta premisa nos quede clara… a veces no nos resulta tan fácil reconocer medidas y conductas que pueden contribuir a mejorar la eficiencia energética en las empresas.

Para ello hay una serie de trucos básicos, pero que muchas veces se nos escapa poner en práctica.

 

La envolvente térmica, un pilar fundamental 

Por “envolvente” entendemos todos los cerramientos y huecos de un edificio en contacto con el exterior, el suelo, etc.

Y aunque hay aspectos que no podemos cambiar o mejorar sin recurrir a obras y desembolsar dinero, otros, como el control de las ventanas, son muy sencillos de llevar a cabo.

  • Por ejemplo el uso adecuado de las persianas o cortinas, puede ayudarte notablemente a que el sol haga su función. Dejan que caliente las habitaciones cuando sea necesario, y a su vez evitan en invierno que se infiltre el frío.
  • Por otra parte, si cuentas con la posibilidad de realizar una pequeña inversión para mejorar la envolvente, instalar doble acristalamiento en las ventanas es siempre muy eficaz.
  • Algo similar ocurre con las puertas, que por lo general concebimos como un elemento separador sin más. Las puertas, no obstante, también aportan aislamiento y permiten reducir pérdidas de calor y frío.
  • Si por otra parte, quieres recortar considerablemente el consumo de energía en tu empresa y gozas de la posibilidad de llevar a cabo una inversión de mayor calado, el aislamiento puede ser un buen objetivo.

En el caso del aislamiento, lo ideal es llevar a cabo esta decisión en la fase de planeamiento del edificio. Cuando estamos ante edificios ya construidos, especialmente en los de más antigüedad, podemos “readaptarlos” optando por un amplio abanico de materiales que mejorarán la protección térmica y acústica.

 

Persigue los consumos “fantasma” y emplea equipos eficientes 

En tu oficina o fábrica, cuando no hay nadie trabajando, hay una serie de “vampiros” que consumen electricidad y te hacen ser menos eficiente… ¡hay una gran cantidad de aparatos que siguen consumiendo energía!

Muchos de estos dispositivos, en modo de espera, pueden ser totalmente desconectados para evitar despilfarros.

Aunque puede parecer un gasto mínimo, no lo es. Lo normal es que consuman entre un 10-15% de la energía que demandan a pleno funcionamiento, algo a tener muy en cuenta.

Con una simple regleta con interruptor y haciendo pedagogía entre los empleados, puedes evitar este problema.

Por otra parte, cada vez que sustituyas cualquier equipo electrónico por uno nuevo, prioriza la compra de un equipo con una elevada calificación en la etiqueta energética (A+, A++).

En el campo de la iluminación, más de lo mismo.

Las bombillas incandescentes están desapareciendo para dar paso a focos LED y luminarias fluorescentes. A esto le puedes añadir sensores crepusculares que detecten o no la presencia en ciertas estancias, pueden redundar en un gran ahorro económico.

También los sensores de movimiento, en pasillos o lugares de paso, permiten que la luz se encienda solo cuando es necesaria, evitando olvidos a la hora de apagar el interruptor.

 

Cuenta con un agente especializado en eficiencia energética en las empresas 

De momento hemos hablado de soluciones relativamente sencillas, que se pueden aplicar tanto en una vivienda como en un lugar de trabajo. Con todo, una vez abordadas las medidas anteriores, no siempre es fácil seguir ahorrando en energía.

También hay casos, como las empresas que llevan a cabo procesos industriales, que requieren de medidas mucho menos generalistas y adaptadas por el contrario a sus actividades en concreto.

Estas soluciones pueden pasar por revisar los sistemas eléctricos industriales, la iluminación o los equipos de oficina, pero también por medidas mas ambiciosas como implantar el sistema SCADA o instalar soluciones de autoconsumo eléctrico.

En ALTERTECNIA somos expertos en este campo y recomendamos, siempre que sea posible, consultar con un especialista para que haga una auditoría y así mejorar la eficiencia energética y recomiende las medidas más adecuadas de ahorro.

Entradas Recientes
iso 22000

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar