Mantenimiento preventivo vs Mantenimiento correctivo

ARTÍCULO

Mantenimiento correctivo vs. mantenimiento preventivo: ¿cuál es la diferencia?

El mantenimiento es una de las tareas fundamentales para el buen funcionamiento de tu empresa o negocio. Puedes realizarlo de varios modos, entre los que destacamos el mantenimiento correctivo y el preventivo.

A grandes rasgos, el mantenimiento correctivo soluciona los desperfectos, mientras que el mantenimiento preventivo -como su nombre indica- es el encargado de advertir averías antes de que ocurran.

Esto, aplicado a una planta de producción industrial, tiene muchos matices que conviene tener en cuenta a la hora de definir qué porcentaje de inversión dedicar a cada uno de ellos.

 

Qué es el mantenimiento correctivo

Alguna vez te habrás visto en la circunstancia de tener que reparar de urgencia una máquina imprescindible para el desarrollo del trabajo.

Estás ante una típica situación de mantenimiento correctivo, que es cualquier operación u orden de trabajo (OT) realizada para arreglar maquinaria, instalaciones o un activo, para devolverlos a su correcto funcionamiento.

Se puede llegar a esta acción por la avería o deterioro de la instalación, porque un operario alerta de que no funciona correctamente, o mediante una inspección rutinaria del técnico de mantenimiento.

Es decir, el mantenimiento correctivo es la forma más básica de mantenimiento: lo que se estropea, se arregla.

Una vez detectado el fallo, se pueden seguir dos vías. Por eso una de las divisiones de este tipo de mantenimiento es:

 

Mantenimiento correctivo inmediato

Es el que tiene lugar en cuando se produce la avería, para devolver la maquinaria a su condición original sin dejar pasar tiempo

 

Mantenimiento correctivo diferido

Cuando la solución se pospone. Imagina que en la fábrica no hay piezas de repuesto o que hay que localizar a un especialista externo.

En este caso, se genera una orden de trabajo más o menos urgente hasta proceder a la reparación.

 

Qué es el mantenimiento preventivo 

Por otro lado, el mantenimiento preventivo se centra en conservar las máquinas en buenas condiciones a través de un plan de mantenimiento que incluye exámenes regulares de los equipos, limpieza y los cambios previstos en el manual (aceite, filtros, piezas).

Esto incluye, a través de revisiones parciales o completas:

  • La inspección
  • La lubricación
  • Los cambios de aceite
  • Los ajustes
  • La limpieza
  • El cambio de piezas

El objetivo del mantenimiento preventivo es evitar que se produzcan averías y se lleva a cabo de modo programado, estableciendo un plan de mantenimiento que se puede definir en relación a dos variables:

 

Mantenimiento preventivo basado en el uso

Afecta a aquellos componentes que tienen una vida útil determinada por el fabricante con base en los ciclos de producción, horas de trabajo o kilómetros recorridos.

 

Mantenimiento preventivo basado en el tiempo

Periodicidad en la revisión de piezas relevantes de la máquina, cuyo deterioro detendría por completo el mecanismo, afectando considerablemente a la producción.

 

¿En qué momento aplicar cada tipo de mantenimiento?

La situación ideal es aplicar el mantenimiento preventivo siempre que sea posible, estableciendo un plan de mantenimiento que se adelante a los futuros problemas.

Es el modo más efectivo de evitar gastos innecesarios en averías, así como los paros en la producción. Mantiene la maquinaria cuidada, lo que alarga su vida útil y permite programar las tareas de mantenimiento con antelación.

Por tanto, el mantenimiento correctivo será la última opción, a la que te recomendamos acudir solo en caso necesario.

Aunque en algunas ocasiones, es inteligente optar por un mantenimiento correctivo programado. En ejemplo es cuando has detectado un fallo que todavía no repercute en la máquina, como una pieza desgastada que es necesario sustituir.

Puedes esperar a un día concreto de esa semana, en el que detener el mecanismo y realizar entonces la reparación sin influir en el funcionamiento cotidiano de la fábrica. Por supuesto, siempre que alargar esa posible avería no ponga en riesgo la seguridad de los operarios.

 

Diferencias entre mantenimiento preventivo y correctivo. ¿Cuál es mejor? 

¿Cuáles son, entonces, las diferencias entre ambos tipos?

  • Una de las más importantes es la periodicidad. El correctivo solo tiene lugar cuando surge fallo o avería; en el preventivo, como su nombre indica, hay una previsión de tareas en el tiempo. Está planificado.
  • Por otro lado, el mantenimiento correctivo es reactivo, mientras que el preventivo es proactivo.
  • Otra diferencia es que el mantenimiento correctivo no puede planificarse ni en costes ni en trabajo ni en efectos en la producción, mientras que el preventivo sí.
  • Como el mantenimiento correctivo espera a que haya un problema, reduce la vida útil de los equipos. Lo contrario a lo que logra el mantenimiento preventivo, que la alarga y previene fallos complejos.

No podemos decir que uno sea mejor que otro. El mantenimiento correctivo es necesario porque los fallos, desgraciadamente, ocurren. Y en ese momento hay que tener una buena capacidad de reacción.

Sin embargo, una empresa no debería dejar de lado un plan viable de mantenimiento preventivo. Además, es el que se asocia al Lean Manufacturing, que es la base de todos los proyectos de ALTERTECNIA.

Si necesitas ayuda para elaborar un layout correcto, con el mantenimiento controlado, siempre puedes ponerte en contacto con nosotros  para que te asesoremos.

Entradas Recientes
Automatización de procesosCostes del mantenimiento correctivo y preventivo

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar