Showroom para empresas de alimentación

ARTÍCULO

Showroom para empresas de alimentación: un escaparate en directo

Cada vez estamos más acostumbrados al comercio online y, en muchos casos, a no tener un contacto directo con lo que compramos antes de recibirlo en casa. Sin embargo, poder sentir físicamente un producto es una experiencia que facilita la decisión de compra. 

Y, en sectores como la alimentación, donde los sentidos tienen una importancia vital a la hora de disfrutar el producto, aún más. Aunque esta no es la única razón por la que es interesante contar con un showroom en las fábricas de producción de alimentos.

A continuación te contamos para qué sirve un showroom en el sector alimentario y qué hay que tener en cuenta al diseñarlo.

 

Qué es un showroom

Un showroom es una sala en la que una empresa muestra a sus clientes lo que les puede ofrecer.

Y aunque es un concepto que relacionamos con la industria de la moda, el showroom puede utilizarse en todos los sectores como parte de las acciones de marketing y ventas.

La industria alimentaria no es ninguna excepción, y puede (y debe) aprovechar ese espacio para algo más allá de la degustación de sus productos: la generación de una experiencia de marca que deje huella en su cliente.

 

Beneficios de un showroom en la industria alimentaria

¿Qué ventajas tiene un showroom para una empresa de alimentación?

 

El cliente puede conocer el producto

Como decíamos antes, poder sentir el producto es importante. Y, en el sector alimentario, aún más. Un showroom permite a los clientes (normalmente distribuidores) vivir la experiencia final del consumidor: ver, tocar, oler y degustar los alimentos.

Algo importante en las ventas a particulares pero que, en el caso de los showrooms, ayudará mucho a convertir en clientes empresas que luego van a ofrecer esos mismos productos a sus consumidores finales.

 

Genera confianza en el cliente

Hay miles de empresas en el mercado y, si no se humanizan a través de acciones de marketing, pueden parecer todas iguales.

Por eso es importante “poner cara” a una empresa. Da a los clientes una razón para confiar en su profesionalidad y en su honestidad y, no menos importante, les ayuda a generar una conexión emocional con ella.

 

Marca la diferencia ante la competencia

Si no hay nada que distinga a una empresa de su competencia, la única razón que tienen sus clientes para elegirla es el precio.

Ninguna empresa quiere competir por precio, y un showroom permite a una fábrica diferenciarse de todos los competidores que no muestran sus productos o sus procesos de esa manera. Y generar más ventas como resultado.

 

¿Qué hay que tener en cuenta al diseñar un showroom?

Un showroom no es una sala de degustación. Es una oportunidad única que permite a la empresa generar un impacto imborrable en su cliente.

El paso por el showroom debe ser una experiencia inmersiva en los productos, los valores y la imagen de la marca. Y la imagen corporativa debe estar en el centro a la hora de diseñarla.

¿Qué más hay que tener en cuenta al diseñar un showroom?

 

Las necesidades del cliente

¿Qué busca el cliente en una marca o producto?

En el caso de una empresa del sector alimentario, por ejemplo, las necesidades del consumidor final serían muy diferentes de las de un distribuidor que busca productos para sus estanterías.

En el primer caso lo más importante sería la experiencia al degustar los alimentos; en el segundo, el cliente también valoraría otros aspectos relacionados con la innovación, el packaging, o las garantías sanitarias, por ejemplo.

Dependiendo del cliente habría que poner énfasis en mostrar unos u otros aspectos del producto o la marca.

 

La experiencia y la percepción del cliente

Lo que los visitantes se lleven a casa no serán (solo) las características de los productos, lo que más recordarán será su experiencia.

El cliente relacionará la marca con lo vivido durante su experiencia con ella; de ahí la importancia de la imagen corporativa para sumergir al visitante en el espíritu y los valores de la empresa.

En este ejemplo te explicamos cómo lo hicimos para transmitir la esencia de la marca en el showroom de Délifrance.

 

¿Necesitas ayuda con el diseño de un showroom?

En ALTERTECNIA tenemos una gran experiencia en el sector alimentario y en el diseño de espacios para tiendas retail y franquicias, creando atmósferas inmersivas en los valores y el espíritu de las marcas a través de su identidad corporativa.

¿Tienes en mente crear un showroom y no sabes por dónde empezar? Contacta con nosotros y te ayudaremos a llevarlo a cabo.

Recent Posts
Digitalización empresa por departamentos

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. More information

Use of cookies

This website is using cookies for improving your experience as a user. If you keep on navigating you are giving your consent to the use of these cookies and our cookies policy. Click on the COOKIES POLICY, the link for more information. You can also check our LEGAL NOTICE and to our website PRIVACY POLICY.

Close